Arquitectura Bioclimática. Passivhaus. Casas de estructura de madera ("norteamericanas o canadienses")

Mediante una disposición adicional de la Directiva europea 2010/31/UE, se anuncia la obligación consistente en que a partir del 31 de diciembre del 2020, los edificios que se construyan serán de consumo de energía casi nulo, plazo que en el caso de los edificios públicos, se adelanta dos años. Actualmente ya se está valorando y comparando la eficiencia energética de los edificios, favoreciendo la promoción de edificios de alta eficiencia energética y las inversiones en ahorro de energía en rehabilitaciones y reformas.

 

Mediante varias disposiciones transitorias se establecen los plazos para la adaptación del Procedimiento básico a los edificios existentes, para la obtención del certificado y la obligación de exhibir la etiqueta de eficiencia energética en edificios que presten servicios públicos, y para la obligación de realizar, por parte de los órganos competentes de las Comunidades Autónomas, un inventario estadístico de las actuaciones relacionadas con los certificados registrados por ellas, como mecanismo de vital importancia para la planificación de las actuaciones de mejora de la eficiencia energética del parque existente de edificios y el seguimiento del cumplimiento de la norma.

 

La construcción de viviendas con técnicas bioclimáticas tienen entre otras las siguientes ventajas: 

  1. AHORRO ENÉRGÉTICO. Debido a la baja conductividad térmica de la estructura de madera oculta (400 veces menor al acero, 12 veces menor al hormigón y 7 veces inferior al ladrillo), junto a fuertes aislamientos, membrana exterior de viento (impermeable/transpirable), lámina interior de estanqueidad y buenas carpinterías con doble-triple cristal, conseguimos una envolvente altamente eficiente. A partir de aquí, podemos acompañar a la vivienda con otras técnicas como los muros Trombe, o instalaciones para biomasa, aprovechamiento solar térmico y fotovoltáico, aerotermia, geotermia, calderas de combustibles convencionales de condensación, etc. consiguiendo calificaciones de eficiencia energetica "A" ahorrando dinero año tras año y contribuyendo al mantenimiento del medio ambiente con una casa en gran medida autosuficiente.
  2. CALIDAD DE LOS MATERIALES. Utilizamos materiales certificados con rigurosos controles de calidad. Las casas de estructura de madera oculta (o con partes visibles), rebasan sobradamente la legislación internacional más exigente. El equipamiento puede ser elegido totalmente por el cliente como en cualquier otro tipo de construcción.
  3. ALTA CALIDAD DE EJECUCIÓN. Se conforman entramados de forma artesanal con medios técnicos avanzados y con equipos humanos con muchos años a sus espaldas. No son casas prefabricadas, son viviendas residenciales de primera calidad norteamericanas, escandinavas o japonesas, nosotros introducimos mejoras diseñándolas con mayor solidez y durabilidad. Los acabados son superiores a construcciones convencionales, mayor planeidad, mejores esquinas, mayor precisión en dimensiones, etc..
  4. TODO TIPO DE TERMINACIONES Y REVESTIMIENTOS. Admiten todo tipo de revestimientos como, piedra, ladrillo, madera, etc. en exteriores, o yesos, piedra, cerámicas, madera, etc. en interiores, pudiendo tener un aspecto similar a construcciones de alta calidad de diseño y ejecución pero con aislamientos superiores. Las estructuras de madera son combinables con hormigón y acero.
  5. SEGURIDAD CONTRA INCENDIOS. Cumplen sobradamente el Código Técnico de la Edificación DB-SI. No obstante, la estructura de madera expuesta a un incendio con una adecuada escuadría, mantiene su estabilidad portante durante un periodo de tiempo más largo que por ejemplo la estructura de acero, estas tienden a colapsar de forma expontánea a temperaturas relativamente bajas. Se pueden equipar con todo tipo de instalaciones contra incendios.
  6. BIENESTAR Y CONFORT NATURAL (VIVIENDAS SANAS). La madera tiene la propiedad de absorber y ceder humedad hasta conseguir el grado relativo de su entorno, proporcionando interiores sin humedades insalubres. Estas viviendas son capaces de filtrar el aire viciado y son permeables a la electricidad estática, evitando campos bioeléctricos que alteran la salud, como lo hacen partes metálicas de otras estructuras. Absorven la polución acústica del ruido aéreo y los sonidos de baja frecuencia ayudados por los revestimientos de yeso. Son frescas en verano y calientes en invierno.
  7. RESISTENCIA Y RIGIDEZ. Los entramados de madera tienen mayor capacidad de soportar esfuerzos variables como el viento y el seismo, debido a su relativa flexibilidad, sin olvidar que la resistencia a tracción propia de la madera utilizada es de 10000 Kg/cm2, y a compresión de 2400 kg/cm2 que garantiza la solidez estructural.
  8. DURABILIDAD Y LONGEVIDAD. En el norte de Europa hay ejemplos de construcciones completas en madera de pino o abeto con siglos de antiguedad todavía en condiciones de uso. En nuestro país, las estructuras de madera conforman parte de iglesias, catedrales, castillos o las casas rurales de nuestros abuelos se han mantenido y se subsisten cientos de años.

ESTÁNDARES PASSIVHAUS

 

 

El estándar Passivhaus es un estándar muy exigente de eficiencia energética. Combina un ELEVADO CONFORT INTERIOR, en invierno y en verano, con un CONSUMO DE ENERGÍA MUY BAJO, a un PRECIO ASEQUIBLE.

Este estándar no presupone tipos de productos o materiales, ni tampoco estilo arquitectónico alguno. La poca energía suplementaria que necesitan sus edificios se puede cubrir con facilidad a partir de energías renovables, siendo en ese supuesto un tipo de construcción con coste energético de calefacción y refrigeración cero para el planeta. 

 

1. AISLAMIENTO TÉRMICO
Un muy buen aislamiento térmico para paredes exteriores y cubiertas es beneficioso tanto en invierno como en verano. Con una baja transmitancia térmica de los cerramientos exteriores baja también la demanda de energía del edificio. En función del clima, se puede optimizar el espesor del aislamiento térmico hasta encontrar el punto de inflexión, a partir del cual el aumento de grosor es muy poco relevante para la mejora de la eficiencia energética teniendo en cuenta el incremento del coste.   

2. AUSENCIA DE PUENTES TÉRMICOS
La transmisión de energía (frío y calor) no sólo se da en los elementos generales como paredes o techos, sino también en las esquinas, ejes, juntas, etc.
Los puentes térmicos son lugares de geometría lineal o puntual del cerramiento exterior donde el flujo de energía es más grande respecto a la superficie "normal" del cerramiento. Estos puentes térmicos perjudican la eficiencia energética del elemento constructivo. 
Siguiendo unas pocas reglas simples es posible eliminar los efectos de los puentes térmicos:
  • No interrumpir la capa de aislamiento.
  • En las juntas de los elementos constructivos del edificio, la capa de aislamiento debe unirlas y rellenarlas. 
  • Si interrumpir la capa de aislamiento térmico es inevitable, usar un material con la resistencia térmica más alta posible.
  • Los puentes térmicos reducen las temperaturas superficiales de la cara interior de la pared en invierno, esto incrementa el riesgo de formación de moho.
Eliminar los puentes térmicos es en general una cuestión de coste-eficiencia, que se reduce a disminuir las pérdidas por transmisión o la transmisión de cargas de calor.
Mediante la aplicación adecuada de aislamiento en el Passivhaus, la transmitancia térmica lineal es reducida a valores por debajo de 0.01 W/mK.
3. ESTANQUEIDAD
Los orificios en la envolvente del edificio causan un gran número de problemas, particularmente durante los períodos más fríos del año. Flujos de aire del interior al exterior a través de grietas y huecos tienen un alto riesgo de provocar condensaciones en la construcción. Las infiltraciones de aire frío producen también a los usuarios sensación de baja confortabilidad.
Debido a que en la mayoría de climas un edifico Passivhaus requiere un soporte mecánico para el suministro continuo de aire proveniente del exterior, se requiere una excelente estanqueidad de la envolvente del edificio. Si ésta no es suficientemente impermeable, el flujo de aire no seguirá los recorridos planteados y la recuperación del calor no trabajará correctamente, resultando un consumo energético mayor: es importante que una sola capa hermética al aire cubra todo el edificio.
La estanqueidad puede comprobarse por el llamado Blower-door-Test (prueba de presurización). Consiste en un ventilador colocado en una puerta o ventana exterior creando una diferencia de presión de 50 Pa.
La envolvente exterior del edificio debe tener un resultado de la prueba de la presurización según EN 13829 inferior a 0.6 renovaciones de aire por hora (valor de estanqueidad 50 Pa). 

 

4. VENTILACIÓN MECÁNICA CON RECUPERACIÓN DE CALOR
Consiste en recuperar gran parte de la energía que sale hacia fuera, cuando renovamos el aire utilizado (de malas características higiénicas) para pre-acondicionar el aire fresco (de buenas características higiénicas). Para minimizar la demanda energética del edificio, se establece, cada hora, una renovación de aire de aproximadamente 1/3 del volumen de los espacios (de acuerdo con la EN 15251). Con este caudal de aire fresco, podemos aportar unos 10 W/m2 de calor, y 7 W/m2 de frío en el edificio. 
Esta cantidad de energía necesaria para acondicionar los espacios no es muy grande y  es suficiente para poder prescindir de un sistema convencional de radiadores o de un suelo radiante, con el correspondiente ahorro económico que ello supone.
Para edificios de tipología Passivhaus se fija un límite en la demanda de calefacción y refrigeración de aproximadamente 15 kWh/m2a.

 

5. VENTANAS Y PUERTAS DE ALTAS PRESTACIONES
Siendo estos elementos los más “débiles” de la envolvente, se ha de poner mucha atención en su correcta ubicación y ejecución. Se utilizan ventanas con doble o triple vidrio (rellenas de argón o criptón) , dependiendo del clima y las carpinterías deben estar aisladas. El vidrio utilizado es un bajo emisivo, para reflejar el calor al interior de la vivienda en invierno, y mantenerlo en el exterior en verano.

 

 
Casas de Madera Arquitectura Bioclimática

¿Desearía obtener mas información sobre la arquitectura bioclimática o sobre casas de madera canadienses? Expliquenos su caso, no dude en llamarnos al 639702427 o utilice el formulario tenemos arquitectos, aparejadores, ingenieros y abogados para el buen fin de sus actuaciones.

Estudio arquitectos, arquitectos técnicos e ingenieros, peritos judiciales.

 

Marqués de Ahumada 11, 3º

Madrid



Arquitecto técnico coordinador

Teléfono 639 70 24 27